Melão es una pequeña cocina ambientada como restaurante de apenas 8 mesas. En muchos países se le conocen a estos lugares como Fondita. Desde hace más de 10 años, se elaboran platos de todo el Mundo, haciendo incapié en la Cocina Tropical. Sus propietarios, la Chef Yilán Gil  y el Chef Sergio Ibarra, ambos profesionales de distintos países como México y Cuba, te ayudan a elegir, te cocinan y te llevan el plato a la mesa. Una atención más que personalizada.

El lugar cuenta además con un servicio de catering para satisfacer eventos de todo tipo, ya sean sociales o institucionales, que van desde 10 personas en adelante.

El menú se adapta según la necesidad y ocasión de los clientes. Con sabores muy étnicos y platos de vanguardia.